Carta de IKTA n°1

img_20161125_164142

Sentada, en pijama. Escribiendo poesía, pensando en escribirte.

Me voy a dar el lujo de citar el cliché de “más vale tarde que nunca” para excusarme por no escribirte antes. Aparte de leer la carta un mes después -a la vuelta de vacaciones-me vino la neura por no saber qué contar. Soy bastante fome, lo admito. Por eso tengo tan pocos amigos.

A excepción de Jorge, Anita y tú, no tengo mucha curiosidad por saber de los demás de la escuela. Es que más que echarlos de menos a todos -los compañeros- echo de menos el ambiente. Imagínate… vivo comparando con mi Liceo, que es bastante precario, por lo demás.

El otro día, chateando con Jorge, nos dedicamos a buscar poemas de un chico llamado Piero Montebruno. Yo le mandé uno que le movió profundamente y espero que contigo también sea así:

No hay ningún poema para tí.

Eres simple: evidente metáfora.

Las palabras no te alcanzan.

Lo tuyo no se puede decir.

No hay ningún poema para tí.

Ése poema llegó a mí casi como por destino -si es que existe. Iba en la carretera, en el fin de mis vacaciones, leyendo el diario y escuchando a Silvio: ahí apareció P.M de 24 años y una gran mente, derrochando genialidad. Quedé embobada. Antes, Nicanor P. era mi poeta anti-amor imposible. Ahora P.M es mi poeta anti amor posible. Siempre me ANTI enamoro de poetas chiflados. No sé qué tú opines.

Luego de leer a Bowles comenzaron mis clases. Estos días han sido más bien feos: estoy floja para leer, duermo sin soñar, problemas familiares, me sangran las encías y me matan las matemáticas. Y echo de menos. Las vacaciones: escuela de verano (los amigos que hice) y el sur (estuve con mi pololo de allá-lo conocí) Echo de menos el relajo, sobretodo familiar. También ver a mi media hermana de un año un poco más seguido. La ví hace algunos días, después de 4 meses, y ya no me reconoce. Golpe bajo, por decirlo menos.

A pesar de todo hay cosas que aún me satisfacen. Como escribir. Zurita dijo que si todos los poetas dejaran de escribir a los cinco minutos el mundo explotaría. A pesar de que él no me gusta, tiene razón.

Cuando me escribiste, hablabas sobre los momentos de MIEDO, PÁNICO y MELANCOLÍA. Que alguien necesite desahogarse. Al leer, me retorcí. Quizá más adelante entiendas mejor.

El mensaje entre líneas de este último párrafo tiene un significado muy especial para mí: no sabes cuánto me gustaría tener tu amistad. Y que los sentimientos sean recíprocos.

La noche cae y debo apagar la luz.

Con un fraternal abrazo me despido.

I.-

P.D: Disculpa la demora, ojalá comprendas.

P.D2: Deberíamos de juntarnos, dime qué opinas.

Llay-Llay. Marzo 17, 2002

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s